Magdalena Lopez 38

Solicitud de nuevo pronunciamiento de LASA sobre DDHH en Cuba

224 people have signed this petition. Add your name now!
Magdalena Lopez 38 Comments
224 people have signed. Add your voice!
23%
Julian Jikenez Kraus... signed 8 hours ago
Terely signed 11 hours ago

Estimados miembros de la Comisión de Libertad Académica y Derechos Humanos en LASA

Nos dirigimos a ustedes motivados por el reciente “Pronunciamiento sobre la protección de Derechos Humanos en Cuba” endosado por LASA el 29 de mayo de 2021. Como se recordará, dicho pronunciamiento se produjo como respuesta a la solicitud de más de 300 académicos e intelectuales para que LASA condenara sin ambigüedades la continua violación de Derechos Humanos por parte del Estado cubano, particularmente los sufridos recientemente por artistas e intelectuales como Tania Bruguera, Luis Manuel Otero Alcántara, Luis Robles, demás miembros del Movimiento San Isidro e intelectuales y manifestantes pacíficos. Se trató de una petición acorde con los históricos pronunciamientos de LASA en relación a la represión estatal acaecida en otros países de América Latina como Colombia y Chile. Sin embargo, lejos de responder a la solicitud, el pronunciamiento apenas dedica la primera oración para referir abstractamente a la actual situación de la Isla en materia de derechos humanos a través de palabras como “trato” y “preocupación”. El resto del texto desvía el tema hacia el embargo comercial estadounidense (definido erróneamente como “bloqueo”), sin identificar a los responsables de la violación sistemática de derechos humanos, ni reconocer explícitamente que ésta existe, tal como ha sido documentado por Amnistía Internacional, Human Rights Watch y Human Rights Foundation.

A lo largo del tiempo, LASA se ha pronunciado en contra del embargo estadounidense, y no cabe duda de que la mayoría de los aquí firmantes están de acuerdo en condenar esta agresión contra la Isla. Sin embargo, al desviar la atención hacia el “bloqueo”, el comité ejecutivo de LASA insinúa falsa y peligrosamente que la violación de derechos humanos está justificada por el embargo. Acudir al argumento de la “soberanía” tal como lo hicieron en su momento las dictaduras del Cono Sur para desestimar las denuncias de las desapariciones, torturas y ejecuciones que se estaban produciendo en aquel entonces, desmerece la memoria histórica de la región y compromete seriamente los principios éticos de LASA. Esta inapropiada declaración confirma el histórico silenciamiento de LASA hacia las víctimas civiles de la represión estatal en Cuba.

Que todavía en la segunda década del siglo XXI, LASA insista en evadir esta continúa violación de los derechos humanos —reportada ya no sólo por organizaciones como las antes mencionadas, sino también por activistas sociales que documentan la represión desde la propia Isla, evadiendo la censura gracias a las nuevas tecnologías— no solo pone en entredicho la reputación y el compromiso de LASA respecto a valores básicos como la libertad de pensamiento, de creación artística y de producción académica, sino que también nos empuja a abandonar la Asociación, buscando espacios de profesionalización académica latinoamericanista comprometidos sin ambigüedades con los valores democráticos.

A fin de romper con el histórico silenciamiento de las continuas violaciones de derechos en Cuba, y de eliminar el doble estándar que condena la represión de los gobiernos de derecha pero evade la responsabilidad de los gobiernos de izquierda; y en aras de honrar el compromiso asumido por LASA en defensa de los derechos humanos y de la libertad académica sin condiciones, solicitamos un pronunciamiento directo, claro y rotundo que explicite:

1. La condena a la violación de los derechos humanos en Cuba. Acorde con los principios de respeto a la a diversidad y de solidaridad con los sectores más vulnerables –es decir, los más pobres y racializados— debe hacerse un llamado urgente al gobierno cubano para que cese las detenciones y desapariciones forzadas, los arrestos domiciliarios, la vigilancia social permanente y la descalificación diaria de activistas, artistas e intelectuales en los medios oficiales. Solicitamos que LASA conmine al gobierno cubano a atender las demandas de reconocimiento e inclusión de la sociedad civil, principalmente la juventud. Es igualmente importante exigir el cese del hostigamiento contra medios independientes y organizaciones de derechos humanos encargadas de documentar y denunciar estas violaciones, allí donde el ciudadano y ciudadana de a pie no pueden recurrir a las instancias del Estado.

2. La condena a las violaciones de la libertad académica. LASA es una asociación independiente y plural. No obedece a premisas ideológicas ni debe lealtad a los gobiernos de la región o a sus intelectuales oficiales. Por tanto, es imperativo que LASA exija:

2.1 El cese de las violaciones a la libertad académica en Cuba, tal como están documentadas en los informes del Observatorio de Libertad Académica (OLA); en testimonios de víctimas como Omara Ruiz Urquiola (Instituto Superior de Diseño de La Habana), Leonardo Rodríguez González y Dalila Rodríguez González (Universidad Central Marta Abreu de Villa Clara), Ariel Ruiz Urquiola, Oscar Antonio Casanella Saint-Blancard (Universidad de La Habana) y René Fidel González (Universidad de Oriente); y en estudios publicados por autores como Rafael Rojas y José Raúl Gallegos Ramos. Es necesario el cese de todas las formas de degradación laboral, la persecución política e ideológica de las y los académicos, la falta de libertad de cátedra, las interrupciones selectivas en el servicio de internet, así como la censura y expulsión de estudiantes y profesores de sus universidades.

2.2 El fin de las hostilidades contra aquellos miembros de la Asociación, incluidos directivos de algunas secciones, que son vigilados e intimidados debido a sus presentaciones sobre la falta de libertades en la Isla, durante y después de los congresos de LASA.

2.3 Una inclusión equitativa de voces independientes en Cuba. Hacemos un llamado para que los mismos esfuerzos realizados para facilitar la visita de delegaciones cubanas al congreso de LASA −parte de cuyos miembros hacen labores de propaganda y vigilancia− se dirijan a asegurar la presencia de voces independientes y marginadas dentro de la Isla. Somos conscientes de que ello implica lidiar, no sólo con la denegación de las visas estadounidenses, sino también con las prohibiciones para salir de Cuba contra activistas y estudiosos, así como con los bloqueos a sus conexiones de internet para que no puedan participar en paneles virtuales. Es deseable un mínimo de equidad que incorpore a los miembros más vulnerables frente al poder del Estado.

En vista de todo lo anterior, los abajo firmantes solicitamos respetuosamente que LASA emita una nueva declaración que clarifique sin ambages su compromiso con el Estado de derecho en Cuba y con los derechos humanos de las ciudadanas y ciudadanos latinoamericanos sin distingos nacionales, ideológicos, o de ningún otro tipo.

Share for Success
38

Comments

See More
224

Signatures